El Partido Encuentro Social (PES) desapareció del Congreso de Puebla luego de que su única legisladora, Mónica Lara Chávez, se adhirió al Partido del Trabajo.
 
La bancada tenía cuatro integrantes cuando inició la LX Legislatura en septiembre de 2018, pero Vianey García Romero, Nora Merino Escamilla y Miguel Trujillo de Ita se fueron a Morena.
 
Lara Chávez anunció su incorporación al Partido del Trabajo (PT) este miércoles, con la intención de ser candidata en la elección del 6 de junio.
 
En rueda de prensa presencial con sus ahora compañeros de partido, dejó entrever su intención de buscar la reelección por el distrito 17 de Puebla capital.
 
Si bien se jactó de hacer un buen trabajo en los casi dos años y medio que van de la Legislatura, dejó su futuro político en manos del PT y la ciudadanía.
 
Destacó su impulso a reformas en favor de las mujeres y contra la violencia de género, pero justificó la agresión que su compañero Emilio Maurer Espinosa (de Morena) cometió el martes contra Mónica Rodríguez Della Vecchia (del PAN).
 
El legislador llamó “esquizofrénica mujer” a la panista en medio de una discusión por el conteo de votos, pero Lara Chávez defendió que la expresión se dio en medio un “acalorado debate” y que después el legislador se disculpó, por lo cual reprochó que “se hizo mucho escándalo”.
 
Extinguen al PES 
 
La semana pasada Merino Escamilla se pasó a Morena y ahora es la coordinadora parlamentaria y presidenta de la Junta de Gobierno, en lugar de Gabriel Biestro Medinilla, quien abandonará el Congreso para buscar la alcaldía de Puebla.
 
Días antes Trujillo de Ita se había incorporado a Morena, mientras que Garcia Romero lo hizo unos días después de que inició la Legislatura, al señalar que no compartía la ideología del PES. 
 
Como partido, Encuentro Social desapareció desde 2019, tras no rebasar el 3 por ciento de la votación válida el año anterior.
 
Tan pronto perdieron el registro, los dirigentes comenzaron la fundación del ahora Partido Encuentro Solidario (PES).