Por presuntos actos de corrupción, un funcionario de Vialidad Estatal fue separado de su cargo, pero enviado a otra área de la misma corporación adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP). 

Se trata del subdirector de Delegaciones de Vialidad Estatal, el capitán Felipe Martínez Rodríguez quien, según fuentes al interior de la dependencia, es investigado por el presunto desfalco en combustible que le fue proporcionado para la circulación de las patrullas a su cargo. 

El presunto robo de la gasolina se habría dado principalmente en las unidades asignadas a la delegación de Vialidad Estatal en Acatzingo. 

El funcionario de Vialidad sólo fue reasignado al área de subdirección Metropolitana. 

El pasado 27 de abril de 2020, a través de videos que circularon en redes sociales se exhibieron las “mordidas” y el apadrinamiento por parte de un agente de Vialidad Estatal y sus inspectores en la zona del Triángulo Rojo. 

Un día después, el 28 de abril del mismo año, el delegado de Vialidad Estatal en el municipio de Tlatlauquitepec, Benjamín Castel González, fue removido del cargo por acusaciones de extorsión y abuso de autoridad. 

Finalmente, Adalberto Aráuz Arrendondo, quien entonces fungía como director de Vialidad Estatal, dejó el cargo desde el 30 de abril de 2020, luego de que fuera señalado de, presuntamente, ordenar la liberación de un hombre que fue detenido en la Vía Atlixcáyotl. Más tarde, el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta negó que la salida del funcionario fuera por dichos motivos y aseguró que no fue removido sino que renunció.