Durante la conferencia de prensa matutina de este lunes 1 de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue interrumpido por un joven, de tal manera que, en redes lo han comenzado a llamar Lord Montajes, ya que se afirma que, es muy poco probable que un joven haya irrumpido de esa forma en Palacio Nacional durante la conferencia de prensa.

El acontecimiento tuvo lugar, aproximadamente, a las 7:15 de la mañana, cuando Andrés Manuel le dio la palabra a Ricardo Sheffield, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), quien se encarga de la sección Quién es quién, un reporte sobre el precio de combustible en todo el país.

Así, mientras el titular de la PROFECO daba su reporte, un joven se le acercó al presidente para comentarle algo, lo cual causó sospechas por parte de la población, quienes afirman que, el acercamiento de este hombre fue planeado, ya que no era fácil burlar la seguridad que existe en Palacio Nacional.

Frente a ello, usuarios de redes han apodado al presidente Andrés Manuel como Lord Montajes, apodo que hace alusión a que todo se trató de un espectáculo planeado por el propio presidente:

Para el final de la conferencia, una periodista preguntó sobre la identidad del joven, así como el motivo de su irrupción, ante esto el presidente explicó que aún no conocía los detalles, por lo que le dio la palabra a Leticia Ramírez, encargada de la Oficina de Atención Ciudadana de la Presidencia.

De acuerdo con sus palabras, se trata José Luís, un joven de 31 años de edad que estuvo en la cárcel dos años por implantación de droga, según lo informado, no logra rehacer su vida:

“Es un joven de 31 años de edad, se llama José Luis, y tiene una gran desesperación porque me dice, es lo que estaba informando al señor presidente, que le plantaron drogas y, por lo tanto, lo metieron a la cárcel; dos años estuvo ahí y no obtuvo el apoyo de ningún abogado, no tuvo el apoyo de nadie, y al salir no encuentra ninguna posibilidad de salir adelante”, informó Leticia Ramírez.

También comentó que se desconocía cómo había logrado entrar de esa manera hasta el presidente.

Por su parte, Andrés Manuel comentó que sería absurdo mantener el mismo nivel de seguridad que los presidentes pasados, quienes contaban con hasta 8 mil guardias.

Con información de: e-consulta