Con la reforma laboral que se implementará en Puebla a partir de octubre del presente año, se buscarán mejoras salariales, de condiciones de trabajo y de justicia laboral, señaló la secretaria del Trabajo y Previsión Social del gobierno federal, en la entidad, Luisa María Alcalde Luján.

La funcionaria aseveró que también se reducirán los tiempos de las conciliaciones por juicios laborales que anteriormente tardaban 5 años como mínimo, para resolverse.

En conferencia de prensa, Alcalde Luján explicó que tanto los Centros de Conciliación como los tribunales estarán a cargo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Puebla, y tendrán una inversión del gobierno estatal de 110 millones de pesos para iniciar operaciones.

Además, la federación repartirá una bolsa de 52 millones de pesos entre 13 estados, incluido Puebla, para implementar la reforma laboral.

Tener la garantía de que todos los contratos colectivos cuenten con el respaldo y la legitimación de los trabajadores, nos va ayudar a mejorar salarios, mejorar condiciones de trabajo y también dar certeza a las inversiones y las empresas”, añadió.

Por su parte, Abelardo Cuellar Delgado, secretario del Trabajo en Puebla, mencionó que la entidad ya genera estrategias para la correcta implementación de la reforma en los Centros de Conciliación Laboral y en el Poder Judicial.

Detalló que la capacitación para todos los servidores públicos será permanente para que con conocimiento atiendan de manera correcta las necesidades de los trabajadores.

“En 2021 nos sumamos a la reforma laboral y por eso estamos generando la estrategia de implementación en beneficio de los trabajadores y empresarios. (...) Esta iniciativa trabajará en materia de juicios laborales, democracia, registro sindical y conciliación. (...) Todo nuevo modelo debe ir acompañado de capacitación para que los servidores públicos lo desarrollen de manera correcta” apuntó Cuéllar Delgado.

Por su parte, Héctor Sánchez Sánchez, Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla, mencionó que con este nuevo modelo los juicios laborales quedarán concluidos en un tiempo mínimo de 45 días y en un máximo de seis meses, cuando anteriormente tardaban más de cinco años.