Por un indebido proceso del INE, el TEPJF echó abajo una multa de 6 millones 945 mil 882 pesos, impuesta al PRI en Puebla por gastos irregulares y posibles desvíos.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó el jueves reponer el procedimiento y emitir una nueva resolución.

La Sala Regional Ciudad de México revocó la multa por falta de exhaustividad del Instituto Nacional Electoral (INE) y porque no se garantizó el derecho de audiencia del partido.

La sentencia del recurso de apelación SCM-RAP-1/2021 señala que la multa del instituto no estaba suficientemente sustentada e incluso eran superficiales e incongruentes algunos de los argumentos por los cuales se impuso.

El INE aplicó la sanción tras detectar que el PRI poblano registró en 2019 varios contratos por montos excesivos e injustificados por la compra de tinta y tóner para impresoras.

El instituto concluyó que los gastos carecían de objeto partidista y advirtió posibles desvíos, así que multó al partido.

Indebido proceso del INE

El TEPJF no se pronunció sobre la legalidad o legitimidad de los gastos, sino únicamente sobre el procedimiento, y determinó que el INE fue deficiente en su investigación y argumentación.

La sentencia exhibe que el instituto calculó la multa no con base en la fiscalización sino en apreciaciones subjetivas, como considerar que eran demasiados cartuchos de tinta para el número de impresoras que tenía el partido, el modelo de estas y su capacidad para imprimir.

A la vez ventila que el INE cambió sus acusaciones sin notificar al PRI, así que no le dio oportunidad de defenderse, impidiendo su derecho de audiencia.

Por lo anterior el tribunal invalidó la multa, ordenó repetir el proceso de fiscalización y emitir una nueva resolución, así que podría reducirse o eliminarse la sanción, en caso de que el PRI logre aclarar el uso de recursos.

La resolución del INE contenía otras dos multas que suman 753 mil 379 pesos, mismas que el tribunal dejó firmes y que el partido tendrá que pagar.