En los pasillos de la Secretaría de Administración hay un absoluto silencio y una celosa vigilancia que esconde al director de Bienes Muebles e Inmuebles, Igor Emilio Ferrer, funcionario responsable de las anomalías en el contrato para el millonario crematorio de La Piedad.

Esta semana, e-consulta reveló que el gobierno de Miguel Barbosa Huerta compró el horno crematorio de La Piedad en el triple de su valor a Ecoproject, una empresa fantasma que a su vez encargó el equipo a Sociedad Humanista San Miguel, un fabricante especializado más en la cremación de animales en rastros o veterinarias.

Las oficinas en las que despacha Igor Emilio Ferrer están en el fondo de una planta baja, donde se percibe un ambiente de hermetismo.

En la puerta se ha colocado una cinta amarilla en la que se lee “precaución” y un papel informativo sobre la contingencia sanitaria.

La secretaria que está una puerta antes de su oficina observó nuestro ingreso a las oficinas y de inmediato reaccionó para pedirnos que saliéramos del lugar.

“Le ofrezco una disculpa, pero por la emergencia sanitaria no se puede atender en el interior. Somos varios aquí trabajando”, dice. Al fondo hay varias computadoras y burócratas haciendo su trabajo.

En dos días distintos, la oficina de Igor Emilio Ferrer ha estado cerrada. Aunque personal del área dice que el funcionario asiste continuamente, en vigilancia nos compartieron qué hay guardias de funcionarios por lo que es imposible que acudan todos los días.

Sin responder llamadas telefónicas

El horno que se instaló en el panteón La Piedad de la ciudad de Puebla fue facturado en 2.99 millones de pesos a un intermediario: Edificaciones, Mantenimiento y Transportes para la Construcción Ecoprojet S.A de C.V, empresa constituida en el estado de Oaxaca que se encargó de vender el equipo cuyo precio real es de 800 mil pesos, con IVA incluido.

La adquisición se la encargó la titular de la Secretaría de Administración del estado, Rosa Urtuzúastegui Carrillo, al director de Bienes Muebles e Inmuebles, Igor Emilio Ferrer Acuña, quien hasta ahora no ha dado una explicación sobre esta anomalía.

No sólo no contestan en las oficinas de gobierno para dar una respuesta, tampoco Igor Emilio Ferrer atiende su teléfono particular para dar una explicación sobre las anomalías en el crematorio.

En algunos momentos su número telefónico fue apagado.

Durante tres días consecutivos e-consulta acceso a la conferencia mañanera para participar en la ronda de preguntas dirigidas al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, pero nunca fue considerado.

Verónica Vélez Macuil, coordinadora general de Comunicación y Agenda Digital del gobierno de Puebla, decidió dar la palabra incluso a reporteros que pidieron acceso de último minuto.