Las licitaciones y compras con presuntas anomalías del gobierno de Miguel Barbosa Huerta serán investigadas con firmeza e imparcialidad, prometió Francisco Romero Serrano, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE).

Tras ventilarse el aparente sobrecosto del horno crematorio de La Piedad, aseguró que la fiscalización de recursos públicos se realizará con autonomía y sin favoritismos.

En entrevista negó ser condescendiente con el mandatario de Morena y se comprometió a revisar cada caso señalado de irregularidades en su administración.

En un mes la auditoría recibirá la Cuenta Pública 2020 y anticipó que ahí se deberán aclarar los cuestionamientos a la Secretaría de Administración, encabezada por Rosa Urtuzúastegui Carrillo.

e-consulta publicó que el gobierno estatal habría pagado al triple el horno crematorio de La Piedad a una empresa "fantasma", denominada Edificaciones, Mantenimiento y Transportes para la Construcción Ecoprojet, que a su vez lo adquirió a Sociedad Humanista San Miguel, fabricante de hornos crematorios, pero especialmente de animales.

Revisión a uniformes y fotomultas

Además del horno crematorio, afirmó que investigará la compra de uniformes escolares y la contratación del servicio de fotomultas, entre otras licitaciones y compras que también han sido señaladas de posibles ilegalidades.

Romero Serrano dijo que hasta ahora no sabe de anomalías en las compras del gobierno estatal, por lo que no ha sido necesaria su inmediata intervención como en otros casos, especialmente del ayuntamiento de Puebla.

Aun así prometió que actuará con prontitud y firmeza cuando se requiera, pues negó que prevalezcan la afinidad y el apoyo que tuvo con Barbosa Huerta durante la campaña de 2018.

Defendió que en aquel tiempo buscaba la candidatura de Morena a una diputación federal e impulsaba al hoy gobernador, pero ahora, que encabeza la ASE, prioriza la independencia y objetividad.

Niega uso político

Romero Serrano negó además que utilice la auditoría para perseguir a los críticos de Barbosa Huerta, con el fin de beneficiarlo política y electoralmente.

Sostuvo que las denuncias e investigaciones contra exfuncionarios o servidores públicos no obedecen al calendario electoral ni al ambiente político, sino que se derivan del trabajo de fiscalización.

Por ello desestimó los señalamientos de panistas que este día denunciaron en redes sociales persecución política tras presentarse las denuncias en su contra.