Diego Lainez entrenó con el grupo que dirige Manuel Pellegrini luego de superar el coronavirus que le fue detectado el pasado 29 de enero, por lo que tuvo que acatar el confinamiento en su domicilio.

El mediapunta del Real Betis se ejercitó en solitario el pasado martes en la ciudad deportiva verdiblanca, según unas imágenes distribuidas por el club bético. Sin embargo, hoy se ha incorporado a la sesión con la que los de Pellegrini, tras un día de descanso, han regresado a la actividad para preparar el partido del próximo domingo ante el Villarreal en el estadio de La Cerámica.

El futbolista mexicano, según se ha visto en los minutos iniciales de la sesión abiertos a los medios de comunicación, ha hecho carrera continua con el resto de la plantilla bética acompañado por su compatriota Andrés Guardado.

Oriundo de Villahermosa, el mexicano regresa a la dinámica de un equipo en el que había conseguido afianzarse a la titularidad el pasado enero, donde tomó ritmo en el primer partido que el Betis jugó en 2021 ante el Sevilla (1-1) en el Benito Villamarín.

Diego Lainez, de 20 años, lleva jugados en esta temporada un total de 722 minutos repartidos en quince partidos. Tras la detección del Covid-19 se ha perdido los compromisos ligueros ante Osasuna y Barcelona, además de la eliminatoria copera de cuartos de final ante el Athlétic de Bilbao.

Junto a Lainez, Manuel Pellegrini también recupera a su compatriota Claudio Bravo, arquero que se ha ido incorporando paulatinamente al grupo después de estar ausente desde mediados del pasado enero por su tercera lesión muscular de las cuatro que han marcado hasta ahora su primer año en Heliópolis.

Con Lainez y Bravo de vuelta, en la enfermería bética quedan el central Marc Bartra, ausente desde el pasado diciembre por una dolencia en el tendón de Aquiles, además de los dos lesionados de más larga duración, el centrocampista Víctor Camarasa y el portero Dani Martín.

Foto: Captura de Pantalla de Twitter