Luego de la supuesta denuncia interpuesta ante la SEIDO en contra de la diputada local de Tehuacán Olga Lucía Romero Garci-Crespo por enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y por contar con doble identidad, la funcionaria, mencionó que en dado de existir la querella procederá legalmente en contra de quien resulte responsable, además, calificó las acusaciones como "chismes".

Hace unos días circuló una nota de un diario estatal, de una denuncia interpuesta por abogados, sin especificar qué abogados o representantes de quién ante La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en la cual se dieron a conocer diversos señalamientos en contra de la funcionaria.

A través de una rueda de prensa, la diputada indicó que dicha información no tiene fundamento, por lo que consideró que la nota fue pagada para difamar su persona, en específico ahora que se registró como precandidata a la presidencia municipal de Tehuacán por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Dijo que hasta el momento no ha recibido algún tipo de notificación sobre dicha denuncia y que sí se enteró de la existencia de esta fue por la nota que fue publicada en el diario estatal y después retomada por medios locales.

En la información difundida hace algunos días, se señaló que la diputada estaba acusada por enriquecimiento ilícito a lo que la funcionaria respondió que no existe tal situación ya que hasta el momento no ha incrementado sus bienes.

En lo que respecta a la adquisición de su restaurante expresó que este lo tiene desde hace casi ocho años, tiempo antes de que ella iniciará su vida política, por ello nuevamente reiteró que la información en su contra es un juego sucio de la política.

Romero Garci-Crespo aseveró que seguirá en la contienda electoral para buscar la presidencia municipal de Tehuacán y será en los primeros días de marzo cuando solicite su licencia ante el Congreso del Estado.