Un elemento de la Policía Municipal de Huejotzingo fue asesinado por un grupo de personas alcoholizadas que durante la noche del sábado riñó sobre la vía pública, en el municipio de Huejotzingo. 

Aunque el oficial herido de muerte fue trasladado con estado de salud grave a un hospital de la región, durante la madrugada de este domingo se informó de su deceso, por lo que el Ayuntamiento de Huejotzingo lamentó los hechos. 

Fue la noche del 6 de febrero cuando vecinos del Tercer Barrio de Huejotzingo, alertaron a las autoridades sobre una pelea entre hombres que ingerían bebidas embriagantes en la vía pública. 

Dos oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Protección Civil, a bordo de la unidad 170, se dirigieron al cruce de las calles Ayala y San Antonio, donde un grupo de hombres los recibió a balazos. Aunque los policías trataron de repeler la agresión, Abraham Saturnino Ramos resultó herido en cabeza y ambas piernas. Luego, los agresores huyeron de la zona. 

El otro oficial sobreviviente pidió refuerzos y la intervención de las asistencias médicas, ante lo cual, se registró una intensa movilización policiaca y el arribo de los paramédicos de Cruz Roja, delegación Huejotzingo. 

Los oficiales del municipio implementaron un operativo de búsqueda en la zona sin hallar a los responsables, mientras que el policía lesionado fue llevado a un hospital, donde más tarde ya por la madrugada de este 7 de febrero se reportó su muerte debido a traumatismo craneoencefálico. 

Por lo anterior se dio parte al agente del Ministerio Público quien se encargó de las diligencias del levantamiento de cadáver, en tanto, la Fiscalía de Puebla dio inicio a la respectiva carpeta de investigación para tratar de ubicar y detener a los responsables. 

A su vez, mediante comunicado de prensa, el Ayuntamiento de Huejotzingo dijo lamentar el deceso del policía Abraham, quien murió en cumplimiento del deber, además de que aseguró apoyar en todo lo necesario a los deudos del uniformado, mientras que se trabaja en dar con el paradero de los asesinos para que este caso no quede impune.