Verónica Chávez Cruz denunció por daño moral a la periodista Lydia Cacho Ribeiro; ella es una de las dos agentes ministeriales que recibieron en una caseta de Puebla a Lydia el 17 de diciembre de 2005, luego de ser detenida un día antes en Cancún por policías ministeriales poblanos y uno de Quintana Roo.

Se trata de la primera de varias denuncias por daño moral contra la periodista presentadas en días recientes ante el Poder Judicial de Puebla.

La denuncia civil fue presentada por la exagente a través del Corporativo Jurídico Ramírez Téllez y Asociados, quienes justifican la querella argumentando que se causó daño moral, psicológico, laboral y económico a su clienta al señalarla dentro del mismo proceso por el cual fue detenido recientemente el exgobernador Mario Marín Torres.

En entrevista con e-consulta el abogado José Luís Ramírez Téllez, explicó que la denuncia tiene un antecedente, pues Verónica estuvo cerca de un año prófuga antes de que el Tercer Tribunal Colegiado de Puebla otorgara un amparo liso y llano dentro del expediente 257/2019, dejando sin efecto la orden de aprehensión que obraba en su contra.

“Ella ganó, salió liso y llano (el amparo), entonces vamos a presentar la demanda moral en contra de Lydia Cacho porque ella salió liso y llano y otra persona a la que sí detuvieron también salió absuelta y todos están en la misma causa que el señor Marín”, explicó el representante legal que está analizando el tema del proceso penal 26/2018 del Juzgado Segundo de Distrito de Quintana Roo.

La excomandante Verónica Chávez fue una de las dos agentes que recibió a Lydia Cacho a pie de carretera cuando llegó a Puebla después de un traslado desde Cancún, Quintana Roo. Junto con ella se encontraba la entonces perito Irene Arteaga, la cual sí estuvo detenida pero fue liberada a través de un amparo.

En este caso fueron acusados seis trabajadores de la entonces Procuraduría General de Justicia de Puebla; un agente de la policía ministerial de Quintana Roo; el exdirector de la ya desaparecida Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán; el empresario Kamel Nacif Borge; y el exgobernador Mario Marín Torres.

Adelantó que la suma que Verónica podría reclamar no está determinada aún, pues será un contador y un perito quienes se encarguen de determinarlo ya que su clienta no solamente fue exhibida sino que tras la acusación perdió su trabajo y actualmente busca ser restituida por la vía legal.

Ramírez Téllez explicó que participa como asesor externo en la defensa legal de Mario Marín Torres, por lo que habría sido él quien cubrió sus gastos de traslado y viáticos los días que estuvo en Cancún; sin embargo, no participa de las audiencias ya que puede incurrir en conflicto de interés por la demanda presentada contra Lydia Cacho por el supuesto daño moral.

Indicó que existen posibilidades de que Mario Marín pueda salir libre o acceda a un proceso mediante el cual se fije una fianza o una caución; aclaró que eso deberá de definirse por la vía legal como lo están haciendo hasta el momento.

El pasado 3 de febrero la Fiscalía General de la República cumplió la orden de aprehensión contra Mario Marín, quien se encontraba oculto en una vivienda de la colonia Cumbres en el municipio de Acapulco, Guerrero.

El exgobernador fue trasladado a Quintana Roo para ser puesto a disposición del Juzgado Segundo de Distrito y aunque un día después solicitó el arraigo domiciliario, este le fue negado por lo que permanece en el Cereso de Cancún.