La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, rechazó que haya cambiado de último minuto su voto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para no sancionar, en 2007, al entonces gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, acusado de torturar a la periodista Lydia Cacho.

El voto fue de seis ministros, no nada más mío. Cada uno votó en este asunto, eso fue una situación, yo no pude haber cambiado mi voto”, dijo Sánchez Cordero durante la conferencia mañanera de este viernes.

En declaraciones a la emisión Aristegui en Vivo, Lydia Cacho aseveró el jueves que Olga Sánchez Cordero la “traicionó” cuando en la SCJN votó por no sancionar a Mario Marín.

Cacho fue definitiva: “Yo creo que ella (Sánchez Cordero) es la responsable de haber detenido la justicia durante 15 años para miles y miles de víctimas en México y que tiene una deuda con el país, una deuda moral y jurídica”.

El tema le fue presentado a Sánchez Cordero en la Mañanera, en donde negó que hubiera cambiado su voto de último minuto durante la sesión para determinar si Marín era culpable por la tortura y violaciones graves a las garantías individuales de Cacho.

La funcionaria agregó: “Ahí está la versión estenográfica, ahí están las actuaciones, ahí está lo que pasó con ella ( Lydia Cacho)  y ahí está el parámetro de gravedad o no de las violaciones a los derechos humanos”.

Recordó también que como ministra señaló que la periodista había sufrido tortura psicológica y que en enero del 2019 el Estado mexicano le ofreció una disculpa pública tras acatar una recomendación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En ese mismo año, el ministro en retiro de la SCJN Genaro Góngora Pimentel, contó que el presidente de la Corte, Guillermo Ortiz Mayagoitia, maniobró para que fuera rechazado el proyecto que proponía sancionar al exmandatario estatal y habría convencido a la hoy secretaria de Gobernación para cambiar el sentido del voto, según el sitio de noticias Aristegui Noticias.