La circulación del centro histórico de la ciudad de Puebla se mantiene cerrada a causa de una protesta de habitantes de la junta auxiliar de La Resurrección; debido a que las válvulas que permiten el abastecimiento de agua potable fueron encadenadas por el comité encargado del vital líquido desde hace varios días.

Los habitantes molestos por esta situación caminaron en caravana desde la junta auxiliar hasta Casa Aguayo, en donde pidieron al gobierno de Puebla que tome cartas en el asunto, pues requieren del líquido para sus labores cotidianas.

Esta situación ha afectado a varios conductores que necesitan circular por el boulevard 5 de mayo; pero los quejosos señalan que no se irán hasta que su petición se cumpla.

El comité encargado del agua, ante el pleito con la comunidad que los obligó a dejar de controlar el suministro de agua determinó encadenar las válvulas y exigir la cantidad de 15 mil pesos mensuales para otorgar el servicio.

Así mismo comentaron que el comité dejó una deuda con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) lo que también debe ser solventado por ellos, para evitar que se pierda el servicio de electricidad para el mecanismo que abastece de agua a la comunidad.

Cabe mencionar que los miembros del contingente no cumplieron en su totalidad con las medidas contra el Covid-19, lo que representa un riesgo para los participantes ahora que el estado de Puebla se encuentra en Semáforo Rojo .