A Kamel Nacif Borge, empresario mexicano de origen libanés, le debe Mario Marín Torres el mote de “gober precioso”.

El también llamado “rey de la mezclilla” fue vinculado a una red de pederastas en 2005 por la periodista Lydia Cacho.

Kamel y el exgobernador de Puebla, Mario Marín, tuvieron una llamada telefónica en diciembre de 2005, en la que hablaron del caso de la periodista Lydia Cacho, quien lo acusó en su libro “Los Demonios del Edén” de explotación y perversión infantil.

En la llamada que se filtró a medios de comunicación Marín, se refiere a Kamel como “mi héroe” y Nacif a él como “mi góber precioso”.

Gober: Quiúbole, Kamel.

Kamel: Mi góber precioso.

Gober: Mi héroe, chingao.

Kamel: No, tú eres el héroe de esta película, papá.

Gober: Pues ya ayer le acabé de darle un pin… coscorrón a esta vieja ca… Le dije que aquí en Puebla se respeta la ley y no hay impunidad y quien comete un delito se llama delincuente. Y que no se quiera hacer la víctima y no quiera estar aprovechando para hacerse publicidad. Ya le mandé un mensaje a ver cómo nos contesta. Pero es que nos ha estado jode y jode, así que se lleve su coscorrón y que aprendan otros y otras.

Kamel: Ya sé, y es que estos ca… siguen sacando ma… y ma… Pero yo hice una declaración. Fui a la televisión.

Ahí nació el sobrenombre con el que hasta ahora se conoce al ex gobernador de Puebla entre 2005 y 2011.

Kamel es también conocido como el “Rey de la mezclilla”, debido a las empresas textiles y maquiladoras que tiene en Puebla, Chiapas, Quintana Roo y Tlaxcala.