Este domingo de WWE se escribió una nueva aventura en uno de los más grandes eventos de la empresa de lucha libre, luego de que Edge ganara el Royal Rumble número 34 y el segundo en toda su carrera luchística, siendo 2010 la primera ocasión en que consiguiera tal hazaña luego de eliminar a John Cena.

El gladiador canadiense fue el primero en ingresar al ring y el último en permanecer de pie para llevarse once años después el breve certamen que abre camino a Wrestlemania. Luego de que los otros 29 luchadores hicieran sus apariciones y se eliminaran unos a otros, Edge lidió con la mayoría hasta que, finalmente, echó por entre las cuerdas a Braun Strowman, quien fue el número 30 en subir al cuadrilátero, pero que salió disparado por el viejo lobo de mar.

Las sorpresas que ofrece este evento no pudieron faltar siendo algunas apariciones como las de Carlito, Bobby Lashley, Christian y Cesaro algunas de las que más hicieron vibrar a la fanaticada al ser conocidos de antaño en la empresa de lucha libre.

Al final de la contienda, cuando Edge eliminó a Strowman, Randy Orton apareció sorpresivamente en el ring para aplicarle un RKO al canadiense, quien rápidamente se repuso para echar a su rival por encima de la tercera cuerda y así marcar una noche memorable en que dejó atrás todas las lesiones que lo han alejado del encordado y reafirmó su legado como uno de los mejores luchadores de dicha empresa al momento.

Con la victoria, Edge se aseguró un pase a Wrestlemania número 37 (evento más grande de la WWE), donde competirá por un título mundial.

Foto: Twitter