Vendedoras ambulantes originarias de Santa María Coapan se volvieron a instalar en el primer cuadro del centro de Tehuacán, a pesar de que el ambulantaje continúa prohibido, además buscarán un amparo ante el decreto emitido por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta.

Desde las 9:00 horas de este martes fueron colocadas sombrillas, sillas y plásticos para proteger los puestos, así como bolsas que contenían sus productos, sobre la calle Segunda de Agustín A. Cacho y 1 Oriente, sin embargo, el ambulantaje continúa suspendido por el decreto estatal emitido ayer por el gobierno de Puebla, por lo cual, tres unidades de Seguridad Pública se trasladaron al lugar, para tratar de desalojar a las ambulantes.

De igual manera el área de Fomento Comercial, así como alineadores buscaron el diálogo con las mujeres, sin embargo, no se llegó a un acuerdo, por ello fue necesario citar a su líder, Soledad Nicolás Gutiérrez en el Palacio Municipal en donde se determinó que será hoy cuando se retiren de nuevo.

Dijo que se volvieron a colocar en donde habitualmente ofrecen sus productos porque requieren de generar recursos, ya que han estado varios días sin trabajar y algunas son cabeza de familia, de ahí su necesidad por vender nuevamente sus productos.

Asimismo, menciono que buscarán la manera de ampararse en contra del decreto estatal para seguir vendiendo, a pesar de que la prohibición del ambulantaje es por un problema de salud.

Cabe mencionar que, desde el inicio de la pandemia, varias veces se prohibió la venta en esta su zona, pero las 16 mujeres de Coapan se negaron a dejar de vender, pues alegaron contar con un decreto que les permite realizar esta acción y a pesar que el documento únicamente permite la venta de tortillas, las mujeres vendían antojitos mexicanos, es decir, comida.