En Puebla se forma un padrón de agresores de mujeres para reeducarlos y concientizarlos. Solo en 2020 fueron enlistadas 833 personas.

Así lo dio a conocer este lunes Mónica Díaz de Rivera, titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva del estado al comparecer en el Congreso local por el informe de gobierno de Miguel Barbosa Huerta.

Sin detallar el motivo de las agresiones, refirió que el padrón sirve también para dar seguimiento a la conducta de los denunciados y a los casos que motivó su reporte.

En su comparecencia la funcionaria dejó muchas dudas a las legisladoras de la Comisión de Igualdad de Género, pues respondió vagamente o no respondió sus cuestionamientos, por lo que le solicitaron responder a la brevedad por escrito.

Solo confirmó que con el confinamiento se disparó la violencia contra las mujeres, pues de enero a noviembre de 2020 se registraron 26 mil 313 llamadas de auxilio, un promedio de 78.7 al día,

Octubre fue el mes con más incidencia, al acumular 2 mil 909 llamadas, seguido de abril, cuando sumaron 2 mil 854.

El mes con menos solicitudes de auxilio fue enero, con 972; en febrero se contabilizaron 1 mil 693 y en marzo 2 mil 299, mes en el que comenzó el confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Señala falta de apoyo

Díaz de Rivera sostuvo que el gobierno estatal ha solventado con recursos propios las acciones para cumplir con la Alerta de Género declarada en 50 municipios desde abril de 2019.

Sin revelar lo que ha erogado la presente administración, sostuvo que el gobierno federal no ha enviado recursos, a pesar de que en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se ha publicado la asignación de fondos.

De la misma forma reprochó que a los municipios tampoco han cumplido con su parte, pero no reveló el avance que hay.

Solo dijo que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) "va muy retrasada" en su evaluación y no ha señalado al estado si ya cumplió o no con los requerimientos de la alerta.

Para combatir la pandemia de Covid-19, reconoció que disminuyeron los recursos de su secretaría para redirigirlos al sector salud, pero no precisó el monto que le quitaron.

Por los 53 feminicidios reconocidos oficialmente en 2020, refirió que el estado es sexto a nivel nacional en este delito, aunque organizaciones civiles contabilizaron más de 100.

Explica falta de relación con feministas

En otro tema justificó su inasistencia a las dos meses de diálogo a la que convocaron las feministas que por casi un mes tuvieron tomado el Congreso del estado.

De la primera mesa, llevada a cabo el 7 de diciembre, dijo que fue notificada una hora antes, así que le era imposible participar, mientras que la segunda pactada para el día 14, afirmó que simplemente no fue invitada.

Las mesas tenían el objetivo de analizar los alcances y resultados de la Alerta de Género, así como exigir al gobierno estatal y a la Fiscalía General del Estado (FGE) enfrentar de forma efectiva la violencia contra las mujeres.