Volkswagen España deberá pagar una multa por más de 16 millones de euros (unos 19.5 millones de dólares) a los perjudicados por la manipulación de los motores diésel de la familia EA 189, caso conocido como "dieselgate", al estimar un juez que el "software" instalado camufló las condiciones de las emisiones contaminantes de los vehículos.

La filial del grupo automovilístico alemán ya ha anunciado que recurrirá la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid , que estima la demanda colectiva de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que pedía una indemnización por daños y perjuicios de 3 mil euros (unos 3 mil 640 dólares) para cada consumidor afectado a los que representaba.

El magistrado ordena además a la filial del grupo automovilístico alemán a cesar en esta conducta "desleal" y también le condena al pago de las costas.

Durante el juicio, celebrado en febrero de 2020, la filial española de Volkswagen se desmarcó del trucaje ya que, dada su condición de importadora de vehículos del grupo, no intervenía en el proceso de fabricación.

No obstante, descartó que el "software" instalado en ellos manipulase los datos sobre emisiones contaminantes y pidió que no se comparase la situación en Europa con el "dieselgate" que se destapó en 2015 en Estados Unidos y que en todo el mundo ha afectado a 11 millones de motores.

Pero estos argumentos fueron rechazados por la asociación de consumidores, que aseguró que Volkswagen España actuó "en contra de la política medioambiental de ahorro y eficiencia" con la que la compañía "se ganaba la simpatía del consumidor medio" y arrebataba las ventas a sus competidores.

Ahora el titular del juzgado, Carlos Nieto, considera que la instalación en estos motores de un programa informático "que ofrecía una imagen inveraz de las emisiones de gases contaminantes", es una práctica desleal.

En concreto, este "software" camuflaba "sus verdaderas condiciones" y simulaba "el mantenimiento de unos niveles de elevada potencia y consumo reducido al tiempo que transmitía públicamente la idea de una reducción significativa del consumo de combustible y las emisiones de gases contaminantes".