Los Tampa Bay Buccaneers y Kansas City Chiefs serán los equipos que el próximo 7 de febrero disputen el Super Bowl LV, evento que tendrá como sede el Raymond James Stadium en Tampa, Florida. A menos de dos semanas para el gran evento y en medio de la crisis sanitaria que atravesamos por Covid-19, los boletos son los más caros en la historia de los súper tazones.

El duelo por el título de la NFL sólo podrá contar con 22 mil aficionados de los 75 mil lugares que se encuentran disponibles en el hogar de los Bucs, pues las restricciones por la pandemia del coronavirus han orillado a que los boletos aumenten considerablemente sus precios.

De acuerdo con el portal especializado en apuestas deportivas ActionNetwork, los boletos para el SuperBowl LV rondan entre los 9 mil 540 dólares hasta los 24 mil 750; mientras que en sitios oficiales como NFL On Locations oscilan los 8 mil 550 dólares a los 24 mil 300. Por su parte, Ticketmaster van de los 10 mil y hasta los 45 mil dólares.

Cabe recalcar que de los 22 asientos disponibles, 7 mil 500 serán para médicos que fueron invitados por la NFL. Lo anterior quiere decir qur sólo habrá 14 mil 500 tickets para el público en general.

Foto: Twitter