Luego de una semana en que Manchester United y Liverpool sellaran un empate de 0-0 en Premier League, ambos equipos se volvieron a ver las caras ahora en la cuarta ronda de la FA Cup, donde los ‘devils’ echaron a un Liverpool que sumó su segunda derrota al hilo.

Los hombres de Jürgen Klopp, que no había anotado un solo gol en sus últimos cuatro partidos de liga, buscaban levantar el ánimo luego de caer ante Burnley en la semana, perdiendo así una racha invicta como locales de 68 partidos.

Por su parte, los ‘Red Devils’ -líderes del certamen inglés- tenían la oportunidad en casa de eliminar a uno de sus más odiados rivales.

Liverpool no se guardó nada para cortar su racha sin gol. Al 18’, Mohamed Salah y Roberto Firmino se combinaron para el 1-0. El brasileño mandó una asistencia para el egipcio, quien definió con un disparo bombeado de pierna derecha para vencer a Alisson Becker sin mayor problema.

Marcus Rashford abrió el juego hacia Mason Greenwood, que recibió el balón con el pecho y definió con un impacto cruzado que terminó por empatar el encuentro a 1-1. 

Minutos después de inidicado el segundo tiempo, Edinson Cavani robó el balón en el centro del campo. El esférico cayó a Greenwood, que mandó un largo servicio adelantado para que Marcus Rashford pudiera definirlo sutilmente ante Alisson para el 2-1.

A partir de entonces la intensidad no bajó ni un momento. Al 58’, James Milner, Firmino y Salah conjugaron una gran combinaron para el tanto del empate. Milner habilitó al egipcio, que definió con certeza al cruzar a Dean Henderson para el 2-2.

Al 78’, y tras 12 minutos de haber ingresado al campo, Bruno Fernandes cobró un tiro libre en los linderos del área visitante. El portugués disparó hacia el poste de Alisson con potencia y una muy buena colocación para restaurar la ventaja y anotar el certero 3-2 en favor de los hombres dirigidos por Gunnar Solskjær.

Foto: Twitter