La suspensión del tianguis regional de Atlixco ha sido benéfica en muchos sentidos para el medio ambiente, la comunidad y la mitigación del Covid-19, pues en el caso del relleno sanitario, evitó que se depositaran al menos 18 toneladas de basura.

Jorge Moya, director de servicios públicos del municipio, señaló que en la actualidad martes y sábados, que son los días de plaza en este municipio, se recogen sin tianguis entre 2 y 2.5 toneladas de basura cuando en una temporada normal, serían 5 toneladas.

Esto significa que el mercado regional que se instala en las calles de la colonia Álvaro Obregón, cada semana genera 10 toneladas de basura es decir unas 40 mil al mes, entre desechos orgánicos e inorgánicos. En esta época de decreto de suspensión de venta en la vía pública sólo han llegado a relleno sanitario de Atlixco 22 de ellas.

“Y debería ser menor la cantidad, pero lamentablemente muchos vecinos y habitantes de otros puntos de la ciudad, acuden a donde se hacen las montoneras o donde están los depósitos a dejar sus desechos domiciliarios”, señaló el funcionario.

Lamentablemente esto sucede pese a que los camiones recolectores ya trabajan de manera normal cubriendo sus rutas y parece un cuento de nunca acabar, ya que depende mucho de la conciencia ciudadana.

“Ahora la estafeta está del otro lado, nosotros estamos cumpliendo y por la inconsciencia se hace un doble gasto de recursos, pues el camión pasa, pero ellos ya llevan su basura al depósito y ahí también pasa otro camión”, indicó.