Debido a que los índices delictivos han ido al alza, especialmente durante la pandemia del Covid-19, la diputada federal del Partido del Trabajo (PT), Martha Huerta Hernández, exhortó a los presidentes municipales del estado de Puebla, para que, en el ámbito de sus competencias, tomen las medidas necesarias para reforzar la seguridad pública y fortalezcan los cuerpos policiacos de los ayuntamientos. 

En particular, recriminó, que el gobierno panista de Rafael Moreno Valle y sus dos sucesores: invirtieron en construir cuarteles policiacos de hermosa arquitectura, pero de poca funcionalidad, que estaban prácticamente vacíos o con personal que no tenía las capacidades y el equipo suficiente para garantizar la seguridad de los poblanos.  

La representante por San Martín Texmelucan, reportó que, de acuerdo con cifras del INEGI, el daño patrimonial promedio de los delitos en contra de los poblanos es de poco más de 7 mil. La mayoría de las víctimas son mujeres y la mayoría reporta que no denuncia por desconfianza a las autoridades o por ignorancia del proceso. 

Asimismo, dijo, que la pandemia de coronavirus ha aumentado los robos de transporte de carga y a que los negocios no crezcan.  Y aunque algunos operativos policiacos ayudan a inhibirla en ciertos tramos carreteros, deploró que los delitos han continuado al alza, según reporta el Consejo Coordinador Empresarial.  

Es por ello, que consideró muy importante que la Cámara de Diputados, exhorte a los municipios del Estado de Puebla, para que refuercen las medidas de protección de la vida, la integridad y el patrimonio de la población, en particular por el recrudecimiento de la incidencia delictiva que ha traído la situación económica vinculada al COVID-19. “Que se cuide mejor a las poblanas y poblanos y que aumenten las acciones para frenar las conductas inadecuadas de aquellas personas que buscan dañar a la sociedad”. 

“La inseguridad es un tema que perjudica a los ciudadanos, y su primer contacto es con las policías municipales. Por eso pido que esta soberanía se pronuncie a favor del presente punto de acuerdo. Porque los poblanos y los mexicanos todos, no podemos seguir esperando, sin hacer nada, a que la violencia crezca, se desborde, nos ataque y nos dañe mucho más de lo que ha hecho, ahora debido a la pandemia”. 

La legisladora poblana aseguró que evitar que la inseguridad crezca es mucho más fácil si se atiende en los primeros síntomas desde el nivel más básico. “Por eso, aunque todas las autoridades -federales, estatales y municipales- tienen que actuar de manera coordinada, creemos que el punto donde las acciones pueden funcionar mejor y percibirse más cercanas es en los municipios”, señaló.  

Agregó que la seguridad pública es un área que vincula lo federal, lo estatal y lo municipal. Sin embargo, el primer contacto de los ciudadanos con la seguridad pública son los policías municipales. Y se ha observado que, en ciertos puntos del estado, los municipios han dejado de actuar conforme a lo que les corresponde. 

Huerta Hernández lamentó que lo largo del siglo XX se dieron las condiciones para que las policías, particularmente en los niveles estatales y municipales, se fueran quedando rezagadas: mal equipadas, mal entrenadas, abandonadas y propensas a la corrupción.  

Reconoció que los esfuerzos que se han podido hacer dentro de la Cuarta Transformación para ayudar a revertir esta situación están en proceso de avance, pero no tienen los suficientes logros aún. Y esto es lógico: si la formación y capacitación de un policía profesional toma cuatro años, es difícil revertir una situación tan grave en dos años. Y más porque fue necesario crear nuevas instituciones, que fueran eficientes y eficaces.