Al menos 500 empresas de los sectores automotriz, alimentos y manufacturas afiliadas a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), aplazaron las revisiones salariales debido a que los patrones sólo quieren proporcionar aumentos del 5 por ciento.

El secretario general de la CTM, Leobardo Soto Martínez, en entrevista explicó que en los primeros quince días del año, únicamente tres empresas del sector automotriz han logrado llegar a acuerdos del 12.87 y 13 por ciento, beneficiando a 5 mil 600 trabajadores.

“Escasas tres revisiones que se han logrado, pero éstas son del sector automotriz, dos de ellas con 12.87 por ciento y una más con 13 por ciento y suman más 5 mil trabajadores beneficiados. Vamos por el gran número que está faltando, los trabajadores son conscientes de la situación y los empresarios también y estamos haciendo un gran esfuerzo para alcanzar porcentajes de dos dígitos”, precisó.

Puntualizó que faltan 500 empresas que por la crisis económica provocada por el Covid-19, han decido aplazar la revisión por lo que se harán de acuerdo a las condiciones de cada empresa, aunque seguirán buscado alzas de dos dígitos ya que el incremento al salario mínimo fue de 15 por ciento.

Descartó que haya necesidad de emplazamientos a huelga, por lo que se trabaja en comisiones que permita definir como serán las revisiones este 2021, esto al reconocer que están conscientes de la situación económica.

“Son 500 empresas las que están detenidas, nos han manifestado que sólo pueden ofrecer entre 4 o 5 por ciento y no lo hemos aceptado, el incremento mínimo al salario fue de 15 por ciento y por lo menos debemos llegar a dos dígitos, por lo cual están detenidas las revisiones hasta la última semana de enero (...) No creo que llevemos a huelga ya que nosotros nos hemos esperando hasta junio y se hace retroactivo hasta 1 de enero”, aseguró.