El gobernador Luis Miguel Barbosa prometió acatar con los lineamientos del Instituto Nacional Electoral (INE) durante la próxima jornada de votaciones en 217 municipios además de diputados locales y federales para evitar comentarios públicamente de temas políticos.

Durante conferencia de prensa respondió sobre la decisión del órgano electoral para que las autoridades no opinen públicamente sobre asuntos electorales hasta después de la elección del 6 de junio para no influir en el voto.

Además, comentó que van a esperar resoluciones finales ante posibles impugnaciones que permitan dar marcha atrás a la determinación del INE.

“Nosotros vamos a ser respetuosos de las resoluciones que dicten los órganos electorales y si hubiere algún un cambio a la resolución (…), la que dicta el INE, por impugnación que hiciera alguna parte interesada”, comentó.

En caso que se mantenga este acuerdo, aseguró que será de las primeras autoridades en la entidad en acatarlo.

“Veremos cómo queda al final; me pronuncio para que sea yo, en el gobierno del estado, el primero en respetar los acuerdos en los órganos electorales”, dijo.

No hay coordinación en seguridad

En materia de seguridad, el gobernador Miguel Barbosa señaló que no hay coordinación con el municipio de Puebla para combatir la delincuencia.

“En Puebla capital no hubo coordinación, no hay ayuda de la policía municipal para temas de seguridad pública. Así lo digo y lo voy a seguir diciendo. Tenemos muchas dudas del actuar de la policía municipal, por no decir muchas cosas”, declaró.

Aseveró que en la entidad hubo una disminución de delitos de más del 38 por ciento, pero que el 45 por ciento de los hechos se dieron en la capital.

No obstante, reiteró que han impactado “fuerte con la policía estatal” en las acciones de la ciudad de Puebla para disminuir la incidencia.