Este domingo tuvo lugar la final de Supercopa de España entre Athletic de Bilbao y Barcelona, torneo que normalmente se disputa en agosto pero que finalmente vio acción en el Estadio La Cartuja, en Sevilla.

Los ‘Blaugrana’ accedieron a este partido decisivo luego de eliminar a la Real Sociedad en tiros penales, donde la actuación sobresaliente fue de Marc-André ter Stegen.

El club vasco, por su parte, clasificó tras sorprender al Real Madrid y ganar 2-1, con un imponente doblete de Raúl García.

Los ‘Leones’ tomaron control del partido desde los primeros minutos y robaron robándole el balón al Barcelona, cuyas estrellas como Lionel Messi y Antoine Griezmann no lograban aparecer.

A pesar de no haber contado con claras opciones a la ofensiva, Barcelona fue el encargado de inaugurar el marcador al 41’. Primero, Messi mandó un servicio en el lado derecho hacia Jordi Alba. Luego, Alba regresó al argentino para que rematara de primera intención dentro del área del Athletic. El rebote le cayó a un Griezmann que se encontraba sin marca y definió sin problema para el 1-0.

Otra combinación entre Iker Muniain e Iñaki Williams terminó con un centro hacia Óscar de Marcos, quien recorrió toda la banda derecha y se internó para definir con un derechazo tras ganarle la espalda a un despistado Alba. 

El dominio del Barça ya pesaba demasiado a los ‘Leones’. Al minuto 76, Alba desbordó por banda izquierda y retrasó el balón para Griezmann, que empujó de manera sutil para marcar el 2-1 favorable a su causa.

No obstante, al 89', y cuando parecía que los intentos del Athletic por empatar serían inútiles, apareció un preciso servicio de Muniain de tiro libre hacia Asier Villalibre, que se barrió y empató el marcador con un remate a quemarropa pasando a centímetros de Ter Stegen.

Ya en los tiempos extra, Williams desquitó una falla clara que había tenido durante los 90 minutos. El delantero tomó un balón en los linderos del área de Ter Stegen, dribló en corto a Griezmann y sacó un disparo potente y colocado que se colgó en el ángulo superior derecho del arquero alemán para el definitivo 3-2. 

A dos minutos para el final del encuentro, Lionel Messi perdió la cabeza y soltó un golpe a Villalibre que le costó la expulsión luego de que el silbante revisará en el VAR la acción.

Los 'Blaugrana' no lograron recuperarse del golpe tras conceder el tercer tanto de la noche y los 'Leones' se coronaron campeones de la Supercopa de España 2020.

Foto: Twitter