12 años de cárcel y multa de 20 mil 164.5 pesos se elevará la pena máxima por violencia familiar en Puebla cuando las víctimas sean menores de edad.

Las nuevas sanciones se aprobaron tras el caso de la niña Yatziri, de siete años de edad, quien falleció el pasado 28 de diciembre luego de estar hospitalizada cuatro meses por maltrato familiar.

Además de la prisión y las multas las personas responsables perderán la patria potestad y tendrán que ser sometidas a rehabilitación.

Para aumentar las sanciones la Comisión de la Familia y de los Derechos de la Niñez del Congreso local reformó el Código Penal del estado.

Ahora el artículo 284 Bis establecerá: “a quien cometa el delito de violencia familiar, se le impondrán de dos a ocho años de prisión y multa de cincuenta hasta ciento cincuenta veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización en el momento de la comisión del delito; y estará sujeto a tratamiento integral para su rehabilitación por un tiempo que no rebase la sanción privativa de la libertad que se haya impuesto, así como la pérdida de la patria potestad, de los derechos hereditarios y de alimentos”.

“La penalidad descrita en el párrafo anterior se aumentará hasta en una tercera parte, en caso de que la víctima sea mayor de setenta años y hasta en una mitad, en caso de que la víctima sea una niña, niño o adolescente”.

La porción sobre las personas mayores de 70 años ya existía, así que se agregó lo referente a los menores.

Obligatorio vacunar a menores

En otro punto la comisión reformó el artículo 98 de la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado para que se obligatoria la aplicación de vacunas en menores de edad.

Si bien no se estipularon sanciones, por primera vez la ley establece la vacunación como una obligación de los padres o tutores.

Para que las reformas aprobadas se promulguen, los dictámenes se turnaron al pleno para que se ratifiquen en una votación por los 41 legisladores locales.