El PAN denunció al presidente del Congreso de Puebla, Gabriel Biestro Medinilla (de Morena), por presunta promoción personal con la vacuna anti Covid-19, pero el gobernador Miguel Barbosa Huerta lo defendió.

La queja se interpuso ante el Instituto Electoral del Estado (IEE) y acusa al también aspirante a la alcaldía de Puebla de un supuesto uso de recursos públicos con fines electorales.

La dirigente panista Genoveva Huerta Villegas demandó al gobernador Miguel Barbosa Huerta cumplir su advertencia de sancionar a quienes lucren con la vacuna y castigar al diputado local.

En un video difundido este jueves señaló que el martes Biestro Medinilla publicó en Twitter una imagen sobre la llegada de la vacuna acompañada con su nombre.

A decir de la lideresa, el diputado plurinominal pretendió “colgarse el logro” del arribo de la vacuna al estado.

“Qué más muestra quiere Barbosa, de que su favorito (a la alcaldía de Puebla) se está colgando el logro como propio [...] alza la voz, no dejemos que Morena lucre con la pandemia”, agregó en su mensaje.

El PAN demanda al IEE suspender la difusión de la publicación denunciada y sancionar a Biestro Medinilla porque “sacó provecho de un programa social de manera ilegal”.

El gobernador Barbosa lo defiende 

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta salió en defensa del legislador de Morena y aseguró que su publicación no representa un lucro con la vacuna.

En su rueda de prensa matutina de este jueves señaló que solo se sancionará si algún partido o aspirante reparte propaganda sobre la vacuna, si moviliza personas para vacunarse a cambio de condicionar su voto, o alguna situación similar.

Como el PAN ya había advertido sobre la denuncia, acusó que ese partido es el que busca politizar la vacuna contra el Covid-19.

Acusan promoción personal de Biestro 

En un boletín el PAN precisó que acusó a Biestro Medinilla de transgredir lo estipulado en los párrafos séptimo y octavo del Artículo 134 de la Constitución Mexicana, que dicen:

“Los servidores públicos de la federación, las entidades federativas, los municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos”.

“…En ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.