El Congreso de Puebla exigirá al gobierno estatal y los 50 municipios con Alerta de Género que cumplan sus obligaciones para frenar la violencia contra las mujeres y los feminicidios.
El llamado de atención a autoridades y ayuntamientos se planea emitir este viernes, en la primera sesión plenaria del año.
La demanda se debe a que no se perciben avances ni logros de la Alerta por Violencia de Género (AVG) emitida desde abril de 2019 por la Conavim.
El punto de acuerdo que se pondrá a votación denuncia que incluso la violencia incrementó en 2020, tomando en cuenta que organizaciones civiles registraron 103 posibles feminicidios, 21 por ciento más que los 85 del año anterior.
La Fiscalía General del Estado (FGE) solo contabilizó 53, una disminución del 11 por ciento respecto a 2019, cuando registró 60 posibles feminicidios.
La violencia familiar también se disparó con el confinamiento por la pandemia de Covid-19, pues el número de emergencias 911 recibió hasta 25 llamadas de auxilio al día el año pasado, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Estado se quedó corto
El acuerdo impulsado en el Congreso local por la Comisión de Igualdad de Género sentencia que el Estado se ha quedado corto en el combate a la violencia de género.
A decir de la comisión que encabeza la diputada priista Rocío García Olmedo, en Puebla existe un fenómeno sistemático de violencia, pero además ha sido insuficiente la atención, investigación y sanción de la violencia.
"El Estado de Puebla tiene la obligación de reconocer que existe un fenómeno sistemático de violencia feminicida, pero también debe reconocer que las medidas que ha determinado el Estado, a través de las instancias de atención, prevención, investigación y sanción de la violencia contra las mujeres, no han sido suficientes, tan es así que esta ha aumentado, por lo que todas las autoridades involucradas en la Declaratoria tienen la obligación de cumplir y de adoptar al máximo todas las medidas disponibles para hacer frente a la violencia", enfatiza el escrito.
Se advierte además que la violencia contra las mujeres ha escalado a niveles históricos, que incluso se convierte en un problema de salud pública.
"Resulta tan evidente y cotidiana la violencia ejercida contra las mujeres, niñas y adolescentes; que ha escalado a niveles históricos convirtiéndose en un problema de salud pública, el cual demanda la atención sistematizada y coordinada del Estado en sus tres órdenes de gobierno", explica.

Ven omisión de municipios
El acuerdo atribuye omisiones especialmente a los 50 municipios, ya que con la alerta se establecieron 45 acciones y algunas siguen pendientes.
Algunos de los compromisos fueron: la asignación de recursos públicos para campañas de información y concientización; la promoción de la cultura de la denuncia; así como orientación a niñas, adolescentes y mujeres.
También la creación de áreas exclusivamente enfocadas en la igualdad sustantiva y la atención de víctimas de violencia, así como programas informativos difundidos en las principales lenguas indígenas.
Por lo anterior el punto de acuerdo concluye en la necesidad de exigir a los ayuntamientos que "cumplan y se responsabilicen de las acciones decretadas en la Alerta por Violencia de Género.

Los municipios con alerta
Los 50 municipios con la declaratoria de alerta son: Acajete, Acatlán, Acatzingo, Ajalpan, Amozoc, Atempan, Atlixco, Calpan, Chalchicomula de Sesma, Chiautla, Chietla, Chignahuapan, Coronango, Cuautlancingo, Cuetzalan del Progreso, Huauchinango, Huejotzingo y Hueytamalco.
Izúcar de Matamoros, Juan C. Bonilla, Libres, Los Reyes de Juárez, Ocoyucan, Oriental, Palmar de Bravo, Puebla, San Andrés Cholula, San Gabriel Chilac, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, San Salvador El Seco y Santiago Miahuatlán.
Tecali de Herrera, Tecamachalco, Tehuacán, Tepanco de López, Tepatlaxco de Hidalgo, Tepeaca, Tepexi de Rodríguez, Tepeyahualco, Teziutlán, Tlacotepec de Benito Juárez, Tlaltenango, Tlaola, Tlapanalá, Tlatlauquitepec, Zacapoaxtla, Zacatlán, Zaragoza y Zoquitlán.