Los encargados de organizar los Juegos Olímpicos de Tokio decidirán entre febrero y marzo si los riesgos del coronavirus han disminuido lo suficiente como para que la realización del evento olímpico continúe, así como para permitir que los espectadores asistan al evento en julio, informó Yoshiro Mori, el jefe del comité organizador.

Los organizadores han dejado en claro que se encuentran decididos a seguir adelante con la celebración de los Juegos este año, incluso cuando existe un aumento considerable de casos Covid y de que el gobierno japonés haya anunciado planes para ampliar el estado de emergencia con tal de detener la propagación del virus.

Por esta razón llegar a finales de febrero y principios de marzo será definitorio para que se decida si puede haber público y si habrá juegos. Hasta ahora no se ha tomado una decisión sobre si se permitirá la entrada de espectadores a las sedes durante los eventos deportivos e incluso los poseedores de entradas que ya no quieren asistir han solicitado el reembolso.

“Creo que tendremos que tomar una decisión muy difícil entre febrero y marzo”, manifestó Yoshiro Moto, presidente del Comité Organizador de Tokio 2020, en una conferencia en línea organizada por la agencia de noticias Kyodo.

Los casos diarios de virus han alcanzado un récord de 7 mil 882 el viernes pasado en Japón, elevando el total a casi 300 mil, dijo la emisora pública NHK. Además, una encuesta reciente realizada por Kyodo halló que el 80 por ciento de los entrevistados piensan que los Juegos deberían posponerse nuevamente o cancelarse debido al aumento de casos.

Sin embargo, Mori describió como «absolutamente imposible» volver a cancelar los Juegos en gran parte porque el comité organizador no podría retener a su personal por un año más.

Fue el pasado mes de marzo que el gobierno japonés junto al COI decidieron posponer los Juegos de 2020 hasta julio del 2021, decisión que hoy día se encuentra tambaleante.

Foto: Twitter