La tenista británica Francesca Jones, nacida con cuatro dedos en cada mano, se clasificó para jugar su primer torneo de Grand Slam al vencer a la china Lu Jia-jing en la última ronda de clasificación al Abierto de Australia.

'Fran' tiene 20 años de edad y fue afectada por una anomalía del desarrollo embrionario que hace que tenga únicamente ocho dedos en las manos y siete en los pies, aunque eso no fue excusa para que pudiera barrer a Lu por 6-0 y 6-1.

“Mi síndrome es muy raro. Es complicado porque hay numerosos síntomas. Los míos son que tengo tres dedos en el pie derecho, cuatro en el izquierdo y cuatro en cada mano”, explicó la joven atleta en una entrevista publicada en el sitio de la Federación Internacional de Tenis (ITF).

“Los médicos me dijeron que no podría jugar al tenis. Y mi reacción fue: ‘Ya que dices eso, voy a demostrarles que están equivocados”, añadió con voz de determinación.

Con el triunfo ante Lu, de 31 años y mejor en el ránking (N.200), la tenista nacida en Leeds (N.241) se clasificó para su primer torneo de Grand Slam, el Abierto de Australia que dará inicio el 8 de febrero.

Luego de haber eliminado a la rumana Monica Niculescu (144 en la WTA pero antigua Top 30) en la primera de las rondas de clasificación para el Australian Open, la británica ganó después a la croata Jana Fett (209).

Hasta ahora, Fran Jones tiene la ambición de «convertirse en un gran nombre en el deporte», aunque ya había fracasado dos veces en la primera ronda de las calificaciones de Wimbledon en 2018 y en 2019.

La enfermedad genética que tiene es una forma de ectrodactilia, misma que se caracteriza por una malformación de las extremidades y le supone “un gran problema de equilibrio”.

"Cuando tienes menos dedos, es más difícil poner peso sobre los pies", explica, precisando que por esta enfermedad tiene más riesgos de lesiones.

Foto: Instagram