Pese a encontrarse a días de llegar a instancias finales en su primer y controversial torneo, la Liga de Balompié Mexicano (LBM) se encuentra nuevamente sumida en el escándalo luego de que se diera a conocer que existe una orden de aprehensión contra sus directivos.

Este lunes, la sección deportiva de El Universal hizo pública dicha afirmación donde aseguraron que será a principios de febrero de este año cuando las autoridades judiciales de Veracruz emitan dichas órdenes en contra de Víctor Montiel (presidente de la Asociación Nacional de Balompié Mexicano) y de los directivos de la LBM.

Desde el año pasado -e igualmente en Veracruz- se presentó una demanda contra los funcionarios de la LBM, a quienes se les acusaba por fraude debido a que jamás entregaron a los jugadores los apoyos y sueldos prometidos, situación que se gestó en la mayoría de equipos que militaban en el torneo.

Hasta el momento, según refiere dicho medio, “los nombres de los involucrados son, además de Montiel, Rafael Fonseca, Kevin Montiel y Carlos Salcido”. De este último notificamos hace una semana que hizo oficial su salida como presidente del organismo, puesto en el que inició funciones en mayo del 2020.

Finalmente, debido a la situación legal que hoy aqueja a la Liga, se he pedido que suspendan todas sus actividades pese a que tenían contemplado iniciar con su “Liguilla” el próximo 16 de enero, mediando el inicio de un triangular final que arrojaría a tres semifinalistas.

Con información de El Universal Deportes

Foto: Facebook