La noticia de que un asteroide podría impactar la Tierra generó gran inquietud. La NASA  dio a conocer la posibilidad de que el asteroide 2009 podría impactar nuestro planeta en 2022.

En respuesta la UNAM informó que hay un 0.02 por ciento de posibilidades de que el asteroide impacte nuestro planeta.

Los expertos informaron que el 2009 JF1 es pequeño, ya que mide de 15 a 17 metros y viaja a una gran velocidad de 23.92 kilómetros por segundo.

“No hay una certeza de que vaya impactar a la Tierra, hay una probabilidad bajísima, de 0.02 por ciento”, aseguró Joel Humberto Castro Chacón, catedrático Conacyt adscrito al Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM  en Ensenada, Baja California.

Además, el astrónomo dijo que cualquier objeto que cruce la órbita de la Tierra es considerado “potencialmente peligroso”, porque se puede llegar a acercar al planeta en algún momento.

“Son peligrosos porque la predicción de su órbita no es cien por ciento correcta, ya que puede tener un desvío y alejarse o acercarse más a la Tierra. Esto se debe a efectos en el espacio que desvían los objetos, como los tirones gravitacionales”, explicó Castro Chacón.

Por su parte, María Dolores Maravilla Meza, investigadora del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, señaló que el asteroide 2009 JF1 no chocará contra la Tierra, y aclaró que la información quizá salió de un sistema de monitoreo que tiene la NASA, llamado Sentry, de donde se interpretan datos sobre asteroides que pueden impactar al Globo Terráqueo en los siguientes 100 años.

 “En el caso del asteroide 2009 JF1 la probabilidad de que impacte es bajísima. Realmente no es un cuerpo peligroso y está ubicado en la escala de cero, o sea, sin peligro”, aclaró.

El precedente

El posible impacto en la Tierra en el año 2022 se hizo según observaciones y modelos predictivos que la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA , por sus siglas en inglés).

La agencia espacial determinó una serie de medidas precautivas para evitar en la Tierra catástrofes provenientes del espacio.

Gracias al programa Sentry Earth Impact Monitoring se determinó que existe un asteroide llamado 2009 JF1 que tiene un alto potencial de impacto.