El desabasto de medicamentos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no solamente afecta a pacientes con Covid-19 pues derechohabientes con males crónicos como la hipertensión tampoco pueden surtir sus recetas en las farmacias de la Clínica 1, lo que obliga a los enfermos a costear sus tratamientos.

Este es el caso de Leopoldo M., derechohabiente del IMSS, quien relató a e-consulta que padece un problema crónico de hipertensión y desde hace 8 meses la farmacia no le ha surtido el medicamento Telmisartan

“Soy derechohabiente. Mes a mes, mi médico familiar me receta Telmisartan, de 40 miligramos, una caja con 30 tabletas. Tomo una tableta cada 12 horas, por lo que necesito dos cajas. Desde hace varios meses, el problema en la farmacia es que no surten el medicamento cuando lo requiero y me he visto obligado a comprarlo en una farmacia particular" manifestó.

La caja con 28 tabletas cuesta aproximadamente 300 pesos, lo que ha derivado en un gasto insostenible para el señor Leopoldo que en los últimos meses ha tenido más dificultades para pagar  los costos de su enfermedad por la falta de los medicamentos necesarios.

Además enfrenta otro problema que es que en los números telefónicos que el IMSS proporciona para pedir informes del medicamento en existencia, para que le puedan surtir al receta, nunca le dan respuesta, lo cual lamentó que en esta situación estén muchas personas que tienen que esperar meses para recibir su medicamento o cita.

“Te dan tres números telefónicos (2407478, 2406102 y 2377135) para que preguntes si ya hay existencias o no. Resulta que llamas y están ocupados los números o no te contestan. Ir personalmente resulta más fácil (...) decidí ir a la clínica número 1 para que me dijeran que no ha llegado el medicamento y que vuelva el viernes 8 de enero”, expuso.

El señor Leopoldo señaló que su caso no es aislado, por lo que recalcó que esta situación debe de ser solucionada ya que no es un padecimiento asociado al Covid-19 pero las personas que padecen hipertensión son consideradas vulnerables a este virus, por lo que el IMSS debería procurar su cuidado.