De un ataque al corazón, un taxista de entre 40 y 45 años de edad, murió en los baños de una gasolinera ubicada en el kilómetro 158 de la autopista Puebla- Orizaba en la región de Tepeaca.

La noche del domingo a las 20 horas, la víctima llegó a cargar gasolina para el taxi con placas de Veracruz que manejaba; minutos después ingresó a uno de los sanitarios, y mientras realizaba sus necesidades fisiológicas, se desplomó.

Trabajadores del lugar al darse cuenta de que el hombre no salía, fueron a ver si se encontraba bien, sin embargo lo hallaron en el suelo, inconsciente y sin respirar. 

De forma inmediata llamaron al número de emergencias pero nadie acudió en ese instante al sitio; horas después, paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe) al igual que elementos de la Guardia Nacional (GN) arribaron a la zona.

Sin embargo, la familia del hoy occiso fue quien tuvo que hacerse cargo del traslado del cuerpo de la víctima, por medio de una funeraria, ya que nadie prestó el auxilio correspondiente, según las fuentes consultadas.