El presidente Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE), César Bonilla Yunes, señaló que 2020 ha sido un año perdido para todos los sectores por la emergencia sanitaria del Covid-19, la cual provocó el cierre de empresas y la pérdida de millones de empleos.

En entrevista con e-consulta, expresó que el panorama para el inicio del 2021 no es nada alentador y si los empresarios siempre le apostaban a que en enero o febrero se daba una reactivación económica, en esta ocasión no será así pues la emergencia sanitaria prevalece, serán mayores los efectos negativos.

“Ha sido un año perdido y se va a recordar como uno de los peores años económicamente hablando, donde se han perdido más empleos y empresas, prácticamente 3 mil empresas han tenido que cerrar definitivamente, tenemos una planta laboral perdida de alrededor de 20 mil empleos y desgraciadamente mientras no haya una vacuna no esperamos una recuperación sino que únicamente están tratando de sobrevivir las empresas”, indicó. 

Bonilla Yunes expresó que poder recuperar los niveles económicos que se tenían antes de la pandemia tomará aproximadamente unos 4 o 5 años, debido a la lenta reactivación,  “no hemos tenido apoyo, ni federal ni estatal y menos municipal. Francamente la política de la cuarta transformación no comulga con ayudar a sabiendas que no ayudan a las empresas sino es a preservar empleos”, acotó.

Asimismo detalló que las 6 mil empresas que se encuentran cerradas están perdiendo en esta temporada decembrina cerca de 30 millones de pesos en estos 14 días y desde que empezó la pandemia son cerca de 300 millones de pesos los que se han perdido. 

Pide solucionar problemas del Ambulantaje 

En otro orden de ideas, Bonilla Yunes exigió al Ayuntamiento de Puebla que resuelva a fondo el problema del comercio informal en el Centro Histórico, ya que es una problemática que se encuentra desbordada.

“Es un decreto muy injusto porque nosotros estamos cumpliendo al cien por ciento, arriesgando más fuentes de empleos y el crecimiento económico, mientras que el sector informal está a todo lo que da. Es muy decepcionante que los que pagamos impuestos se nos está midiendo con una vara y a los ambulantes con otra”, resaltó.