El pasado 30 de noviembre Ekom Udofia, quien militaba con el equipo de New Orleans Saints, perdió la vida luego de ser baleado por agentes de la policía en la ciudad de Phoenix, Arizona.

El reporte indica que los agentes intentaban detenerlo debido a que recibieron varias alertas sobre que un hombre de gran tamaño y corpulencia vagaba por las calles en un estado claramente afectado por las drogas, además de que presuntamente se encontraba armado. 

Otra de las alertas acusó que se encontraba causando desperfectos en varios coches de la zona y totalmente descontrolado, lo que ocasionó la rápida intervención de la policía. 

Luego de haber dado con Ekom Udofia, quien se hallaba bajo la influencia de las drogas, no atendió a las indicaciones de los oficiales que le habían solicitado en distintas ocasiones bajar su arma.

Varios intentos de negociaciones fallidas terminaron con los uniformados abriendo fuego sobre su persona, y aunque había resistido los impactos de bala perdió la vida camino al hospital, producto de los disparos. 

Algunos vecinos del exjugador de New Orleans Saints comentaron que Ekom sufría de importantes trastornos mentales, lo que gradualmente fue afectado por su consumo de drogas, por lo que un arma lo convertía en un peligro para quienes lo rodeaban. 

Foto: Captura de Pantalla de YouTube