La ceremonia de graduación, que llevó a cabo el Tecnológico de Monterrey este diciembre tuvo como invitada a Malala Yousafzai,  quien a través de una videoconferencia, dio un discurso a 6 mil 152 alumnos, quienes finalizaron sus estudios este 2020.

Malala Yousafzai es una mujer paquistaní reconocida a nivel mundial por su lucha a favor de los derechos de las mujeres y por ser acreedora al premio Nobel de la Paz 2014, cuando solo tenía 17 años.

Durante la ceremonia virtual Tec Forever, estuvieron conectados 4 mil 735 graduados de nivel licenciatura, mil 367 de posgrados y 50 pasantes de medicina, además de los directivos de la institución y los familiares que acompañaron a los egresados; así lo informó el tecnológico.

Durante su discurso, Malala invitó a los graduados a perseguir sus sueños, a nunca darse por vencidos, puesto que ahora más que nunca, debido a la pandemia, se necesita mayor compromiso con la sociedad.

 Manifestó su preocupación por la desigualdad de derechos que aún existe en el mundo entero, razón por la que reiteró la participación responsable que cada uno tiene.

“No me hace feliz esperar muchas décadas y aún siglos para ver igualdad en el mundo, así que debemos ser más activos, más comprometidos. Necesitamos que más y más de ustedes se comprometan a desempeñar un papel en esto. Tienen mucha responsabilidad sobre sus hombros”, expresó Malala.

Asimismo, hizo un llamado a la conciencia de todos, debido a la ola de violencia contra la mujer que México presenta. Pidió respetar y ayudar a las mujeres para que éstas tengan una vida de calidad.

“Cuando vean que algo está mal, deben hablar, decir algo, no deben permitir que estas situaciones existan. Algunas veces es solo una voz, un acto que lo puede cambiar. No subestimen el impacto de una acción que acabamos de realizar”.

Finalmente, hizo un recorrido por su trayectoria como activista, con el fin de convencer a los alumnos de que el cambio puede generarse, tan solo es necesario tener intención.

Para esto, relató cómo fue capaz de reconocer los derechos que su propio país le estaba negando; cómo decidió frenar la situación, aunque su vida estuviera en riesgo; y cómo, a raíz de ello, se convirtió en un símbolo internacional a favor de los derechos humanos.

Con información de: Tecnológico de Monterrey