A 3 semanas de tomar el Congreso de Puebla feministas acusaron oídos sordos de diputados y del gobierno de Miguel Barbosa Huerta, así que fueron a exigir la intervención del gobierno federal.

Al tiempo que secretarios estatales entregaban este martes el informe de gobierno en el poder Legislativo vacío, las mujeres anunciaron que un grupo de ellas partió a la Ciudad de México.
En rueda de prensa desde un balcón del recinto, las feministas  señalaron que el objetivo es exigir la intervención del gobierno federal para que Barbosa Huerta y los diputados de Morena y sus aliados, que son mayoría en el Congreso poblano, atiendan sus demandas.
Frenar la crisis de violencia contra las mujeres en Puebla, la despenalización del aborto, reconocer la identidad sexogenérica y poner un alto al acoso en universidades son sus principales exigencias.

Las manifestantes denunciaron nulo interés del gobierno estatal en entablar diálogo con ellas, pues ha ignorado todas las mesas de negociación.
También reclamaron que pese a las reuniones no hay avances en el cumplimiento de sus demandas y los diputados solo simulan atenderlas.
Se dijeron víctimas de violencia institucional debido a que la falta de atención y respuestas, lo cual —afirmaron— les ha generado problemas de salud.
Migrañas, colitis y dolor de espalda son los principales padecimientos que reportaron, además de la estigmatización y las descalificaciones del gobernador y legisladores.
A pesar de esto advirtieron que “siguen fuertes” y no levantarán el plantón hasta que las autoridades se comprometan por escrito a cumplir con sus demandas.

Este martes se cumplieron tres semanas de la toma del Congreso, pues inició la tarde del 24 de noviembre. 
Mientras las feministas declaraban a los medios de comunicación, en el pleno del Congreso se entregaba el informe de gobierno sin diputados, a puerta cerrada y sin el gobernador.

Protestan en Palacio Nacional

Alrededor de las 4 de la tarde las feministas dieron a conocer su arribo a Palacio Nacional, donde anunciaron que buscarán ser atendidas por el gobierno federal.

En Facebook transmitieron en vivo la lectura de un comunicado en la plancha del zócalo, con el palacio de fondo, cercado con vallas metálicas.

En las vallas colgaron una manta igual a la que pusieron en el Salón de Protocolos del Congreso del estado, en la cual se lee: "aborto legal ya".

Al leer el comunicado una de las manifestantes señaló que la búsqueda del gobierno federal se debe a que han sido ignoradas por las autoridades de Puebla.

Reiteró que no desistirán de su lucha y "agotarán todas las instancias" hasta obtener respuestas.

Adelantó que en Palacio Nacional entregarán el pliego petitorio que han promovido desde el inicio de la toma del Congreso, además de que presentarán un reporte en el que darán a conocer todo lo ocurrido desde el inicio de la protesta.