Con ventas inferiores hasta en 60 por ciento en comparación con al año anterior, cerrará el 2020 el sector restaurantero en Puebla, reportó la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

La presidenta de la Canirac, Olga Méndez Juárez, dijo que aunque la temporada decembrina es de las más significativas para el sector, no se podrán lograr las ventas acostumbradas.

Indicó que el cierre de año es incierto en el tema de ventas para el sector restaurantero, debido a que la economía se encuentra muy golpeada y no ha permitido que los establecimientos se repongan del impacto económico que ha dejado la pandemia, donde las ventas se encuentran un 60 por ciento abajo en comparación a la temporada del año pasado.

“Diciembre es una buena fecha y la verdad estamos esperanzados en que pueda haber más movimiento. Estamos limitados todavía en cuanto aforo pero confiamos en que las empresas puedan tener pequeños eventos que nos ayuden a nosotros a dar un respiro(...) no hemos llegado ni al 40 por ciento de ventas comparado con el año pasado”, aseguró. 

Aunque esperaban tener un pequeño repunte del 20 por ciento, el anuncio de que el sector de banquetes no se reactivará y la reducción del horario provocaron que fueran canceladas el 15 por ciento de las reservaciones y esperan que continúe creciendo el número. 

Ante esto hizo un llamado a los comensales a seguir asistiendo a los restaurantes pues en ellos tienen garantizado todas las medidas que indica el sector salud y es menos riesgoso que acudir a los establecimientos informales.

Señaló que este sector no está en posibilidades de cerrar de nueva cuenta ya que llevaría a la mortandad a cerca del 30 por ciento de las empresas, es decir, de los 1 mil 300 negocios afiliados a la Canirac, 330 estarían en riesgo de cerrar definitivamente si hay nuevo confinamiento.

Recordó que en Puebla y municipios conurbados hay 9 mil establecimientos dedicados a la venta de alimentos y bebidas, en los que se generan cerca de 16 mil empleos directos de los cuales únicamente 70 por ciento se han recuperado, a pesar que el flujo de dinero está muy mermado por las bajas ventas.