A pesar de que este sábado se canceló el tradicional día de "puertas abiertas" en la planta Volkswagen, donde los trabajadores aprovechan para acudir con sus familias a la misa en honor a la Virgen de Guadalupe presidida por el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, el Sindicato tuvo que mudar la celebración a su sede en la colonia Aquiles Serdán.

A través de redes sociales el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) transmitió la misa católica con motivo de la celebración a la Virgen de Guadalupe, en punto de las 10:00 horas para así cumplir con esta tradición que se realiza año con año.

En esta ocasión el festejo no se realizó en las instalaciones de la planta Volkswagen en Cuautlancingo sino que por las condiciones de la pandemia tuvieron que hacerse en la sede sindical de la colonia Aquiles Serdán, donde un grupo reducido de trabajadores pudo estar de forma presencial ya que se aplicó un aforo reducido en el auditorio sindical.

Además de la celebración religiosa se entonaron las tradicionales mañanitas por parte de un grupo musical mientras que a los trabajadores que pudieron estar de forma presencial se les pidió el uso de cubrebocas, se les tomó la temperatura y se les hizo una sanitización corporal antes de ingresar.

Cada año la armadora alemana junta su día de "puertas abiertas" con los festejos del 12 de diciembre por lo que además de las misas que se realizan en las naves, se ofrecen otras actividades para los trabajadores que pueden ingresar con sus familiares y así poder conocer las entrañas de una de las plantas automotrices más importantes del país.

A causa de la pandemia dichos festejos tuvieron que cancelarse, terminando consigo con el desfile navideño que organiza la empresa dentro de sus instalaciones, el corredor gastronómico alemán, las presentaciones musicales e incluso con la misa principal que el año pasado fue oficiada por el arzobispo Víctor Sánchez ante la presencia del presidente de Volkswagen, Steffen Reiche.