El británico George Russell superó a Valtteri Bottas en las dos sesiones iniciales de Libres del Gran Premio de Bahréin. Quien fungió como piloto de Williams durante toda la temporada fue llamado de último minuto el pasado martes por Mercedes, luego de que Lewis Hamilton diera positivo por Covid-19.

El joven británico de 22 años que se consagrara campeón de la F2 en 2018, demostró que no le pesó la responsabilidad de sustituir al multicampeón mundial. Se trata de un piloto canterano de la estrella y no ha desaprovechado la oportunidad en una jornada donde ha tirado la puerta.

Cuando un debutante (en sesión oficial, pues había hecho test con Mercedes en 2019) bate al segundo piloto del equipo campeón, la lectura es que en realidad el coche es lo que domina por encima de los pilotos. La teoría de que la mitad de la parrilla sería ganadora del Mundial con un monoplaza tan superior sostenida por los integrantes del 'paddock', hoy va tomando cuerpo luego de una jornada como la de hoy.

Russell se mantuvo estelar toda la jornada y con todos los compuestos. No desentonó con ninguno, aunque a la hora del ensayo de la clasificación batió por dos veces a Bottas, a Red Bull y a cuantos se le pusieron por delante. La anterior es una de sus grandes especialidades, pues en 2019 venció a Robert Kubica en las 21 pruebas y este año lleva un 14-0 sobre Latifi dentro de Williams. Una cuenta limpia de 35-0 en F1 dentro de su suma total.

Ahora, el presidente de Daimler (matriz de Mercedes) Ola Kallenius, tiene un buen puñado de triunfos en su mano que incluso podría hacerle una oferta a la baja a Lewis Hamilton, quien sigue pendiente de renovar por unos 42-45 millones de euros por tres años más. Pero el inglés no contaba con este doblez del destino y el mandatario podría hacerle una oferta a la baja sin ningún problema, tras su séptima corona.

 

Tercero y en racha

Por su parte, Sergio “Checo” Pérez continúa enrachado y se llevó el tercer mejor tiempo del día, superado sólo por Russell y Verstappen. El mexicano, que se encuentra apurando sus últimas opciones de continuar en la F1 para 2021, dejó atrás de nuevo a Lance Stroll (7º) para certificar que se han quedado con un piloto mucho peor el propio Checo, a quien no quieren renovar. Una injusticia completa.

Foto: Twitter