Los expresidentes de Estados Unidos, Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton, se ofrecieron para vacunarse públicamente contra el coronavirus con el objetivo de animar a las personas a que lo hagan.

El demócrata Barack Obama, de 59 años, dijo que tiene "total confianza" en las autoridades sanitarias de Estados Unidos, incluyendo el inmunólogo Anthony Fauci, una figura científica muy respetada en ese país.

"Si Anthony Fauci me dice que esta vacuna es segura y puede inmunizar contra el Covid-19, definitivamente la tomaré", dijo en una entrevista de radio en SiriusXM, cuyos extractos fueron compartidos ayer en YouTube.

"Les prometo que cuando (la vacunación) se haga para personas que corren menos riesgos, la tomaré. Puede que termine haciéndolo en la televisión o que lo filmen, sólo para que la gente sepa que confío en esta ciencia", explicó.

Por su parte, un representante del republicano George W. Bush dijo más tarde a la cadena CNN que el ex mandatario de 74 años también estaba dispuesto a promover las vacunas, administrándose la dosis "ante las cámaras".

Mientras que Ángel Ureña, representante de Bill Clinton, sostuvo al mismo medio que el ex presidente demócrata, también de 74 años, sería vacunado públicamente "si eso anima a todos los estadunidenses a hacer lo propio".