La indignación que provocó la liberación de Yamil G. tras atropellar y matar a un joven en la Vía Atlixcáyotl, originó que este lunes el gobernador Miguel Barbosa Huerta ordenara una investigación en contra de la Fiscalía General del Estado (FGE), la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) por posible corrupción del personal que participó en este caso.

Así lo anunció el funcionario durante su rueda de prensa matutina, donde estuvieron presentes los padres de la víctima, Juan Carlos Medel Villa, así como el consejero jurídico del Gobierno del Estado, Ricardo Velázquez Cruz, quien será el que se haga cargo de presentar la solicitud formal ante cada una de las dependencias.

En su exposición el mandatario señaló que el caso de Juan Carlos es emblemático ya que muestra las diferencias que puede tener una persona con poder adquisitivo en un proceso legal en su contra, en comparación con aquellas que no pueden pagar abogados o influir con tanta insistencia a su favor.

Aunque Barbosa Huerta dijo respetar la labor de Gilberto Higuera Bernal en la FGE y Héctor Sánchez Sánchez en el TSJ, no descartó que el personal a su cargo pueda ser susceptible a actos de corrupción por lo que ordenó la indagatoria contra el juez de la causa, el ministerio público y los policías estatales que aprehendieron a Yamil.

Asimismo señaló que las suspicacias se dan con base en varias irregularidades a lo largo del caso pues se desconoce si el Ministerio Público hizo un peritaje de alcoholemia, ya que no existe en la carpeta de investigación, esto ante el dicho de los testigos que señalaron que Yamil iba en estado de ebriedad al momento que atropelló a Juan Carlos con su Mercedes-Benz.

Abogados también actuaron con negligencia

Señaló que la actitud de los abogados también deja mucho que desear pues los asesores legales de la familia de Juan Carlos obtuvieron la autorización para un acuerdo reparatorio con engaños, pues le dijeron al papá de la víctima que se trataba de papeles para autorizar el relevo de la defensa.

En tanto que por parte de los abogados de Yamil hubo una presión desde el momento del accidente pues acudieron a intimidar a los familiares y a presionar a las autoridades que intervinieron para favorecerlo, por lo que cuestionó la ética de este gremio.

Papás de Juan Carlos piden cárcel para Yamil

En la conferencia del gobernador también estuvieron presentes José Medel y Rufina Villa, papás de Juan Carlos, los cuales reiteraron su llamado para que las autoridades hagan justicia pues ellos no quieren dinero y solamente piden que el asesino de su hijo se quede en prisión.

También recordaron que otra de sus peticiones es que no se le vuelva a permitir tomar un volante, esto en referencia a lo que pedía la hermana de Juan Carlos de cancelarle la licencia de conducir pues arrastraba un largo historial de infracciones por exceso de velocidad.

El caso

La noche del pasado martes 24 de noviembre Juan Carlos se encontraba en la lateral de la Vía Atlixcáyotl la altura de la Torre Adamant cuándo fue atropellado por un automóvil Mercedes Benz color blanco con placas de Puebla el cual era conducido por Yamil, quien viajaba a exceso de velocidad y de acuerdo con los testigos bajo los influjos del alcohol.

Lejos de detenerse el conductor arrastró por aproximadamente 50 metros el cuerpo de Juan Carlos para posteriormente subirse un camellón, cruzar los carriles centrales de la Vía Atlixcáyotl, chocar con un árbol y terminar abajo del puente del Periférico Ecológico donde su coche se detuvo y no pudo continuar la marcha.

El viernes 28 de noviembre se llevó a cabo la audiencia inicial donde con el aval del agente del Ministerio Público y de los defensores legales de la víctima, Yamil logró obtener su libertad comprometiéndose a llegar a un acuerdo reparatorio en un plazo de 30 días.