El Gran Premio de Baréin de la Fórmula 1 inició de forma accidentada e incluso pudo haber tenido una tragedia. Durante la primera vuelta, el piloto del francés del equipo Haas, Romain Grosjean, tuvo un accidente donde su coche dio contra el muro y desató un fuego de gran dimensión. Afortunadamente se encuentra en buenas condiciones, pero visiblemente conmovido.

La imagen muestra cómo el coche salió disparado contra el muro, generando un importante fuego que no se había visto desde hace varios años.

Grosjean intentó pasar a un rival, pero de costado tenía a Daniil Kvyat (AlphaTauri), quien lo alcanzó a tocar por atrás provocando que saliera disparado hacia el muro, desatando el fatal accidente.

El francés fue mostrado rápidamente por las cámaras de televisión en uno de los coches de seguridad, llevando tranquilidad a todos. Según informó su equipo Haas, sufrió algunas quemaduras en sus manos y tobillos, pero se encuentras en buenas condiciones.

 

El desastre

La carrera de Fórmula 1 en Baréin generó una bandera roja de inmediato tras el choque de Grosjean, por lo que se tuvo que detener momentáneamente.