El Covid-19 se propagó en semanas por el mundo entero y ocasionó la primera muerte en Puebla el 29 de marzo. La víctima fue un hombre de avanzada edad que trabajaba como camillero del Hospital Ángeles.

Desde ese primer caso y hasta el pasado 27 de noviembre, la Secretaría de Salud estatal ha confirmado los fallecimientos de 5 mil 309 personas a causa del virus, del cual aún no hay cura.

Los contagios han escalado exponencialmente hasta alcanzar a los 41 mil 244 pacientes. Mientras, en las últimas semanas se advierte un rebrote y hay al menos 79 personas graves, que requieren de ventilación mecánica.

Han pasado ocho meses en que más de 4 mil establecimientos cerraron sus puertas de manera definitiva, más de 40 mil personas perdieron un ingreso formal, niños y jóvenes toman clases en línea y se cancelaron diversas actividades sociales de la antigua normalidad.

Aumentan contagios en esta semana

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud Federal, en noviembre han repuntado los registros por contagios del Covid-19.

El 20 de noviembre ingresaron a la plataforma 117 casos, aunque el más alto fue el día 23 con 119 y con 105 contagios destacó el 24 de noviembre.

El registro menor fue el 25 de noviembre con 26 casos más y un deceso confirmado.

Los días con más defunciones son el 20 y 23 con 11 personas que perdieron la batalla, respectivamente.

Cabe recordar que estas cifras contrastan con el reporte del gobierno del estado. Mientras la federación reporta 5 mil 112 muertos hasta el 25 de noviembre, a nivel local hay 5 mil 309, es decir 197 más.

Cierre de empresas

Aunque no existe una cifra oficial de las empresas a las que “mató” el Covid-19, las representaciones de cámaras de negocios y restaurantes han estimado más de 4 mil empresas cerradas de manera definitiva en Puebla.

En su momento, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a cargo de Ignacio Alarcón, estimó el cierre de 2 mil comercios.

Mientras, la red Mexico Franchise Network (MFN), es decir el sector franquicias, reportó el cierre de mil 500 negocios. Aunado a mil 800 empresas adheridas al Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE).

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) reportó 105 en riesgo, pues algunos de ellos podrían abrir el próximo año.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportan que hasta el mes de agosto, 42 mil 655 personas se quedaron sin trabajo, vinculados con la crisis del SARS-CoV-2.

Las clases en línea

El ciclo escolar 2019-2020 de los alumnos de nivel básico a medio superior cerró por primera vez y continuó sólo de manera virtual. Las clases se mantendrán así hasta que el semáforo epidemiológico por casos de Covid-19 cambie a verde.

Esta semana los menores de edad se encuentran en evaluaciones y no serán reprobados, pues la Secretaría de Educación de Puebla tiene un programa de acompañamiento para que todos se regularicen.

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), la institución pública más grande de la entidad seguirá en clases en línea y para el proceso de admisión otorgó el pase directo a 80 por ciento de los aspirantes.

Esta semana y hasta la primera de diciembre, se aplicará examen de admisión a aspirantes de más de 26 licenciaturas, de acuerdo con el rector Alfonso Esparza Ortiz.

Prohibidos los bares, conciertos y ligas deportivas

Desde hace ocho meses, los bares o centros nocturnos, los conciertos y las ligas deportivas están cerrados o cancelados. Aunque actividades profesionales como el fútbol se desarrollan a puerta cerrada.

En junio fue la primera fase de apertura económica autorizando actividades en las plantas automotrices de Audi y Volkswagen.

Hasta agosto, el gobierno del estado dio apertura a negocios, con lineamientos de sanidad y un mes después a los restaurantes, además de centros comerciales, todos con una capacidad del 30 por ciento.

El 13 de noviembre las salas de cine en Puebla, de las cadenas Cinépolis y Cinemex, reiniciaron sus actividades siguiendo las medidas de sanidad, aunque muy pocos clientes decidieron ingresar a ver una función.