Bernardo Mateo P. P., juez de paz de la junta auxiliar de La Resurrección, fue liberado tras un pago de 500 mil pesos de los 2 millones que delincuentes exigían después de plagiarlo la noche del jueves.

Fuentes cercanas a la víctima revelaron que Bernardo ya se encuentra en su domicilio con su familia, aunque presenta diversos golpes.

Las mismas personas aseguraron que el Juez de Paz estuvo retenido en una casa de seguridad cercana a la comunidad de San Miguel Espejo e incluso acusaron que la Fiscalía General del estado de Puebla no hizo su trabajo.

La dependencia confirmó la liberación del agraviado pero no confirmó que haya existido pago alguno.

Se espera que más tarde la FGE brinde mayores detalles o emita una postura sobre los hechos que causaron alarma la noche de 26 de noviembre.

Fue el jueves aproximadamente a las 18:40 horas cuando ocho sujetos con armas largas y a bordo de una camioneta RAM blanca, de doble cabina, irrumpieron en el domicilio de Bernardo Mateo, en la colonia Nochebuena, en la junta auxiliar de La Resurrección, donde se llevaron por la fuerza a la víctima.

Desde ese momento se movilizaron policías municipales, estatales y agentes ministeriales para tomar conocimiento del asunto.