Después de un mes de luchar por su vida, la tarde de este viernes falleció el bebé Lázaro quien el pasado 21 de octubre fue enviado al mortuorio del IMSS La Margarita donde estuvo por más de 6 horas hasta que su papá se percató que seguía con vida.

A través de un comunicado, el IMSS reveló que este viernes 27 de noviembre el bebé Lázaro falleció por su condición de prematurez extrema y la falta de desarrollo en el vientre materno.

Los familiares del bebé que contaba con 23 semanas de gestación, confirmaron el deceso.

 

Además se sabe que realizan los trámites correspondientes para reclamar el cuerpo que será trasladado al municipio de Tlatlauquitepec, de donde sus padres son originarios.

 

Como en su momento se dio a conocer, una negligencia provocó que médicos del hospital IMSS La Margarita dieran por muerto al recién nacido y lo enviaran al mortuorio del nosocomio, donde estuvo por más de 6 horas hasta que su papá se percató de que estaba llorando. El instante fue grabado y difundido en redes sociales, a manera de queja.

 

Una vez que el caso salió a la luz pública, el Instituto Mexicano del Seguro Social abrió una investigación, además de que el gobernador Miguel Barbosa Huerta hizo un llamado al director general, Zoé Robledo, para que tomara cartas en el asunto y el caso no quedara impune.

 

Investiga IMSS a dos servidores públicos

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Puebla confirmó que encontró irregularidad por parte de dos servidores públicos del Hospital General de Zona 20 “La Margarita” en la atención del bebé Lázaro

La representación en Puebla del instituto dio a conocer que continúa con los procesos sancionadores administrativos del personal que atendió al menor, donde hallaron anomalías en la atención de dos colaboradores, pero que una vez concluidas las investigaciones se informarán los detalles.

“Al resultado de la investigación laboral, se encontró irregularidad por parte de dos servidores públicos, consistente en falta de apego a la normativa institucional”, reportó.

El IMSS lamentó el fallecimiento del bebé y expresó su solidaridad con los padres.