El retiro del fuero al Presidente de la República fue aprobado y el decreto será enviado a los congresos de los estados, y una vez que 17 de ellos lo ratifiquen se plasmará en la Constitución.

La oposición del PAN, PRI, MC y PRD, impulsó que de igual forma se retire la inmunidad procesal a los legisladores federales, con lo que se logró el acuerdo con la mayoría de Morena.

Con 89 votos en favor y 23 en contra, el pleno del Senado aprobó la ampliación de los delitos por los que el presidente de la República podría ser juzgado.

De esta manera avanzó la minuta de la Cámara de Diputados que en el artículo 108 señala que el Presidente de la República podrá ser juzgado en sus funciones por traición a la patria, delitos de corrupción y electorales, así como por cualquier otro delito.

El pleno inició el debate en lo particular del proyecto de decreto, lo cual marca el rumbo la salida del expediente de eliminación de fuero presidencial a las legislaturas de los estados, y el inicio del proceso legislativo para una reforma constitucional específica para la supresión de la inmunidad de diputados y senadores.