El anuncio de Best Buy, una de las cadenas más importantes en la venta de tecnología, de retirarse del mercado mexicano al cierre de este año tendrá repercusiones económicas y en el caso de Puebla significará la pérdida de  empleo para aproximadamente 100 personas.

Este martes Best Buy anunció que por los efectos del Covid-19 les es insostenible mantenerse en el mercado mexicano al que llegaron hace 13 años, por lo que las 41 tiendas que aún tenían en el país cerrarán a partir del 31 de diciembre del presente año.

"A pesar de este trabajo extraordinario (de nuestros colaboradores), los efectos de la pandemia han sido muy profundos y no nos es viable mantener nuestro negocio en México”, expuso a través de un comunicado Fernando Silva, presidente de Best Buy México.

En la capital poblana, Best Buy abrió su primera unidad comercial en abril del 2018 instalando su tienda en el recién remodelado centro comercial Solesta, ubicado en la avenida Osa Mayor y Vía Atlixcáyotl, en la zona de Angelópolis de la ciudad de Puebla.

Posteriormente, a finales de ese mismo año, la cadena especializada en tecnología, abrió su segunda sucursal en la modalidad "Best Buy Exprés" en el centro comercial Explanada Puebla, en el Periférico Ecológico a la altura de San Pedro Cholula.

Con la apertura de Best Buy en Plaza Solesta se generaron 62 empleos, mientras que con la tienda de Explanada Puebla sumaron 40 colaboradores más, contando a personal de almacén, mostrador, reparto, logística y atención al cliente.

El cierre de estas dos tiendas significará una pérdida económica para las plazas comerciales que dejarán de percibir la renta por los locales, pero también dejará a sus empleados sin una fuente de ingresos.

El corporativo de Best Buy anunció que como parte de su código de ética, pagarán los seguros de vida y de gastos médicos de todos sus empleados para todo el 2021, además les está brindando capacitación para que tras el cierre puedan aplicar para nuevos empleos.