El plantón que ejidatarios mantenían desde 2016, en las orillas del Río Cuautla, para impedir que terminaran la construcción del acueducto del Proyecto Integral Morelos (PIM), fue desalojado la madrugada de este lunes.

 Elementos de la Guardia Nacional arribaron a San Pedro Apatlaco, en el municipio de Ayala, en Morelos, a las 2:00 horas de esta madrugada, según campesinos presentes.

En el desalojo participaron más de 300 elementos federales, apoyados por otros cien policías estatales y municipales, que se encargaron de cerrar los accesos al punto de la protesta, aseguraron los campesinos.

“Llegaron muchos camiones con policías de la Guardia Nacional. Como cinco camiones grandototes  con soldados. Llegaron a las dos de la mañana y nos dijeron ‘que nos venían a desalojar’. Pero no nos enseñaron ningún papel.

“Mi esposo les enseñó un amparo que teníamos, pero dijeron que ellos no querían (ver) ningún amparo. Y nos dijeron que nos saliéramos”, dijo Martha López Gaspar del ejido de San Vicente las Piedras, municipio de Ayala, según reportó el diario La Jornada.

El desalojo duró media hora ya que los policías comenzaron a desmantelar los dos campamentos instalados.

“Estábamos despiertos cuando llegaron. No hubo violencia. Los policías comenzaron a sacar nuestras cosas”, relató la mujer.

Dijo que los campesinos salieron y se fueron a un punto más arriba del río, cerca de la planta tratadora de agua, en donde los uniformados llevaron las pertenencias de los manifestantes. “No pusimos resistencia porque éramos muy poquitos”.